Mandarinas Confitadas con Chocolate y Ron Montero. Reto El Asaltablos.

 Tras el parón estival, la cueva de ladrones más famosa del mundo blogger ha vuelto a las andadas.

 Nuestra víctima ha sido Raquel, alias la Churretosa; con un blog, Churretes de Chocolate, lleno de deliciosas recetas, en las que el “Dios Cacao” es el principal protagonista.
 Creí enloquecer cuando entré su abarrotada despensa y descubrí uno de mis dulces favoritos; que lo es también de mi madre y que, en cuanto pruebe, me obligará a repetir para que nunca falte en casa.
 Un montoncito de espectaculares mandarinas confitadas y chocolateadas, atadas con mucho primor, que le he robado sutilmente, escondida tras mi antifaz de Mata-Hari…ná,  y a las que he añadido un poco de Ron Montero reserva; el espectacular ron de Motril.
 Ha sido un placer desvalijar a esta bella criatura, porque pienso convertir mi botín en el mayor de los tesoros durante el recién estrenado otoño.
 Para que veáis que no exagero, aquí os dejo su maravillosa receta por si os animáis también a probarla.
 Espero que os guste. Besos.

Mandarinas Confitadas con Chocolate y Ron Montero


Ingredientes:
Para las Mandarinas Confitadas y la cobertura de Chocolate

– 300 gr de Azúcar
– 200 gr de Agua
– 50 gr de Ron Montero Reserva.
– 3-4 Mandarinas.
– Cocholate Postres Nestlé o Cocholate Lindt al 70% .

Paso a Paso

Confitado de las Mandarinas

Lavamos bien las mandarinas, las cortamos en rodajas y reservamos.

 Mezclamos en un cazo el agua, el azúcar y el Ron Montero (reservando una cucharadita que añadiremos después al chocolate) y lo calentamos a fuego medio-suave (removiendo de vez en cuando) hasta que se disuelva bien el azúcar. 
Una vez se haya disuelto el azúcar, añadimos las mandarinas cortadas y cocinamos a fuego medio, semi tapadas, durante 1 hora y media aproximadamente controlando, de vez en cuando, que estén sumergidas en el almíbar.
 Una vez confitadas, las sacamos del almíbar y las escurrimos bien (el almíbar lo podéis guardar para usar en cualquier otra elaboración o para añadir como jugo a un bizcocho).
 Una vez escurridas, ponemos las rodajas de mandarina sobre papel vegetal, bien extendidas, sin amontonarlas para que no se queden pegadas entre ellas.
 Precalentamos el horno a 150º C  y horneamos las mandarinas confitadas durante 30 minutos para que se sequen. Transcurrido ese tiempo las retiramos del horno. 
Dejamos enfriar antes de despegarlas de la bandeja del horno y las reservamos.
 la cobertura de Chocolate
Poner el chocolate en trozos en el microondas, con la cucharadita de ron que habíamos reservado y calentar durante 15 segundos hasta tres veces, sacando y removiendo cada vez, para que se vaya deshaciendo, hasta tener una fina crema de chocolate. Si lo preferís, podéis derretir el chocolate al baño maría.
La envoltura de las Mandarinas con el Chocolate al Ron

 Con las mandarinas ya frías y el chocolate al ron derretido pasamos a cubrirlas.

Para bañar las mandarinas con el chocolate cubrir primero una de las caras de la rodaja de mandarina y esperar a que se solidifique (podemos acelerar el proceso metiendo en el frigorífico).
Una vez esté el chocolate duro, cubrimos la otra cara con ayuda de una cuchara y colocamos de nuevo sobre papel para que terminen de secar. 
 Y ya están listas para disfrutar!!!!!
hahahahahahahahah!!!!!! volveré!!!!!!!

Parmesan Cookies de Laura Regalices. Reto El Asaltablogs

 A la pobre Laura Selene, autora del blog Regalices, se le ha quedado la alacena vacía de necesidad.
Me costó hacerme con estas deliciosas galletas que ella en su día le mangó a Gastroadikta; las guardaba como oro en paño, encaramadas en lo más alto de la estantería y escondidas en una preciosa lata vintage a la que tuve que trepar para alcanzarlas.
Pero ha merecido la pena jugarse el tipo porque, cuando las he presentado en mi mesa, han durado lo que un caramelo en la puerta de un colegio.
 Son además superfáciles de preparar y, como aperitivo o tentempié, te harán quedar como una reina.
Se pueden realizar amasando de manera tradicional o, como una servidora, con la termomix.
Con este atraco se termina la temporada de robos hasta después del verano en el que aprovecharé para renovar mi colección de antifaces y reproducir algunas joyitas que me guardé durante todas estas semanas de impunes asaltos.
 Gracias a todos por dejaros desvalijar tan mansamente; espero encontraros a la vuelta y seguir degustando vuestras maravillosas creaciones. Feliz verano a todos, Ladronzuelos!!!!

Y ahora lo robado, unas “Parmesan Cookies” por las que merece la pena delinquir!!!!
Aquí os dejo la receta.
Espero que os guste.
 Besos.

“Parmesan Cookies”.
Ingredientes ( para 12 Galletas o 24 pequeñas):
– 80 gr. de Queso Parmesano en Polvo.
– 125 gr. de Mantequilla.
– 200 gr. de Harina de Trigo.
– 1/2 Cucharadita de Sal.
– 1 Cucharadita de Levadura de Repostería. ( he usado de la marca royal).
– 1 Cucharadita de Hojitas de Orégano.
– Una Pizca de Pimentón de la Vera.
– 1 Clara de Huevo.
– Semillas de Amapola y Sésamo.

Material Necesario:
– Rodillo.
– Papel de hornear ( 2 hojas más 1 para cubrir la bandeja del horno).
– Cortador de Galletas ( podéis usar la forma que más os guste).

                                 Paso a Paso

En el vaso de la termomix ponemos la harina, el queso en polvo y le agregamos la mantequilla que habremos cortado en trozos.
 Le añadimos la sal, la levadura, el orégano y el pimentón y amasamos a velocidad 4 hasta tener bien integrados todos los ingredientes. 
 Si las queréis amasar a mano los pasos son los mismos. No cuesta ningún esfuerzo, pero te tocará mancharte un poco las manos hasta conseguir la masa.

Nos quedará una masa suave, mantecosa, que pondremos sobre una de las hojas de papel de hornear. Le damos forma rectangular y la cubrimos con la otra hoja de papel. Pasamos el rodillo hasta tener una masa de 1 centímetro de grosor y la metemos directamente en la nevera durante unos 15 minutos, para que se endurezca antes de cortarla. Es muy importante que la masa esté fría y dura antes de cortarla y pasarla a la bandeja del horno, pues de lo contrario, al ser la masa tan suave, se nos deformarían las galletas.
 Así, con la masa bien fría, cortamos y vamos pasando las galletas a la bandeja del horno que habremos cubierto con la otra hoja de papel de hornear. Repetir el proceso hasta acabar con toda la masa.

 Quise ponerles unos sellos pero no merece la pena pues desaparecen bajo los próximos ingredientes y con el horneado.

  Precalentamos el horno a 180ºC y una vez que tengamos todas las galletas colocadas en la bandeja del horno, batimos la clara de huevo y las pintamos con ella. Después las espolvoreamos con las semillas de amapola y sésamo y las horneamos hasta que estén doraditas, unos 12 minutos aproximadamente.
Retiramos del horno y las dejamos templar antes de pasarlas a una rejilla para que terminen de enfriar.

Yummy!!!!
Ahí está otra vez!!!!! será descarada…..

Volvereeeeeee!!!!!!!!!

Cookies de Miel y Pistachos de Mara. Reto El Asalta blogs.

 El blog de Mara, Más dulce que Salado, es espectacular. Tanto, que durante mi asalto decidí llevarme varias recetas, para una vez a salvo, en la intimidad de mi cocina, ponerlas a buen recaudo y elegir una entre ellas. El resto me las guardo para hacerlas en otras ocasiones.
 Finalmente decidí usar ésta para presumir de botín, unas “Cookies de Miel y Pistachos” que entusiasmaron a mis comensales.
 Animaros a prepararlas. Aquí os dejo la receta, espero que os guste.
Besos.

“Cookies de Miel y Pistachos”.
Ingredientes ( para 25 galletas):
– 1 Huevo Mediano.
– 100 gr. de mantequilla sin Sal a temperatura ambiente.
– 160 gr. de Harina de Trigo.
– 1 Cucharada rasa de Levadura ( he usado Royal).
– 100 de Azúcar Glass.
– 4 Cucharadas de Miel.
– 150 gr de Pistachos Pelados. ( los he encontrado en Lidl en bolsitas de 25 gr.)

Más dulce que Salado,

Trituramos los pistachos sin llegar a pulverizarlos y reservamos.

 Con una espátula ablandamos la mantequilla y le incorporamos el azúcar glass, mezclando bien hasta tener una pasta homogénea. Batimos el huevo, le añadimos la miel y batimos nuevamente hasta integrar los dos ingredientes e incorporamos la mezcla a la pasta de mantequilla y azúcar.
 Mezclamos bien con la espátula y cuando tengamos una crema integrada, le añadimos la harina tamizada con la levadura. Tamizamos sobre ellas los pistachos para reservarnos los trozos más grandes que usaremos más tarde.
 Una vez que tengamos tamizados la harina con la levadura y pistachos sobre la crema, añadimos la mitad de los pistachos en trocitos reservados ( la otra mitad la usaremos después) y mezclamos con la espátula hasta tener una masa ligeramente pegajosa.

 Cubrimos la bandeja del horno con papel de hornear y con ayuda de un par de cucharas vamos colocando pegotitos de masa, separados entre sí ( luego aumentan de tamaño). Añadimos un puñadito de pistachos picados reservados sobre cada uno, presionando un poco para que se adhieran bien y horneamos a 180ºC durante 10 a 12 minutos ( dependiendo del tamaño de las galletas). Retirar del horno cuando los estén doraditas y dejar enfriar un par de minutos en la bandeja antes de pasarla a una rejilla en la que las dejarás enfriar completamente antes de servir.

 Son realmente deliciosas. El acompañamiento perfecto de un té o café.

Quién anda ahí???????

Ha,ha,ha,ha,haAAAAAAA….. hasta la próxima!!!!!!